Casa alquilada por airbnb plató de película para adultos

Posted on 2 Marzo, 2017 in Sin categoría

Imagina volver a tu hogar luego de estar unos cuantos días afuera, periodo de ausencia que fue aprovechado para alquilar tu casa por medio de la página Airbnb, una vez instalado de nuevo luego de un viaje te encuentras una tarjeta de negocios en el suelo, -hasta aquí, bueno ¡ok!-, cuando vas a la sala encuentras una botella de lubricante en el centro de la mesa- ehm…- finalmente encuentras un kit de enema en el baño -un momento, ¿que fue lo que sucedió aquí?- es lo primero que se tiene a la mente.

Esto fue lo que le sucedió en el hogar de Kristina Knapic quien es residente de la región llamada Ventura perteneciente a los Estados Unidos, cuando esta mujer decide regresar a su casa la cual había alquilado mientras se encontraba afuera por medio del servicio de Airbnb, esta chica le rentó su hogar mientras estaba de viaje al productor de porno gay y actor en películas especiales con contenido sexual solo para adultos, este hombre es propietario de la productora de porno llamada Lucas Entertainment quien tiene como nombre real Andrei Treivas de 43 años de edad.

Lucas aprovechó que le habían rentado el lugar para utilizarlo como escenario en el rodaje de una película especial para adultos, actividad que se considera ilegal debido a que para ello debía solicitar un permiso a propietaria quien estaba de viaje y efectivamente no sabía nada del asunto; este es un caso más que se suma a todas las películas rodadas en la localidad de Ventura, luego de que se aprobara una ley restrictiva para los establecimientos que sirven de escenario para este tipo de producciones en la región de Los Ángeles, por lo que se puede decir que Ventura es perseguida por los rodajes ilegales.

Aunque el suceso se haya llevado a cabo en noviembre del año 2015 no fue hasta hace unos pocos días que el caso fue presentado ante un tribunal federal, gracias a que Lucas naturalmente es residente de Nueva York y no de Los Angeles; uno de los representantes legales de la mujer afectada llamado John Tyne III ha mencionado que es una práctica habitual por parte del acusado, “A pesar de este incidente tenemos pruebas de que el acusado sigue alquilando casas con el mismo propósito y si no se le hace pagar por ello va a seguir con su rutina”- indicó el abogado en el último juicio del caso.

“En la residencia de mi cliente se encontraron diferentes juguetes sexuales debajo de la cama en la habitación principal del hogar, a su vez en esa misma fecha se identificaron diferentes kits de enemas en el baño de la residencia más un objeto que a nuestro parecer son esteroides dentro del congelador”- indicó el abogado en el momento de presentar los cargos en contra del acusado, según este profesional de la ley su clienta declara sentirse completamente violada luego de finalmente descubrir todo lo que había sucedido en el hogar en su ausencia, esta mujer luego de depositar toda su confianza en el inquilino esta mujer argumenta ser totalmente desconfiada y se niega a la posibilidad de darle entrada a su casa a otro completo extraño.

Si una casa es alquilada por medio de la página Airbnb tiene como principal fin servir de escenario para una filmación de cine pornográfico, este motivo debe ser notificado bajo una nota en el contrato de arrendamiento, pauta que en esta situación no fue realizada y por ello se considera un delito. El argumento de la compañía es que estos son casos totalmente extraños y además son perseguidos por irrespeto a las normas de contrato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *